Saltar al contenido
Tiempo de partida

Diamoniak

diciembre 4, 2020
Diamoniak juego

Diamoniak (2009)

 

  • 2-4 jugadores
  • 15 minutos
  • +5 años
  • Autor: Grégory Kirszbaum, Alex Sanders
  • Ilustrador: Alex Sanders
  • BGG: 18567   Enlace BGG
  • Editorial: Djeco
  • Complejidad: 1,00
  • Tipo de juego: set collection, infantil, niños, familiar, tienta la suerte

 

Como se juega

El objetivo del juego Diamoniak es ser el primer jugador en construir un castillo en su propio color.

Todas las cartas se colocan boca abajo en el centro de la mesa. En cada turno, los jugadores siempre deben tomar al menos una carta de la parte superior de esta pila de robo.

Si un jugador toma una carta de ‘castillo’ (cada castillo se forma con 6 cartas), la coloca frente a ella, marcando el comienzo de un castillo en el color de esa carta en particular. Si otro jugador ya está construyendo un castillo en ese color, el jugador debe colocar la carta boca arriba en su lado derecho. Estas cartas se pueden descartar o vender más adelante en el juego. Después de haber recogido una carta de castillo, el jugador puede tomar otra carta de la pila o pasar su turno.

Si un jugador toma una carta de «hada» o «diamante», también debe colocarse boca arriba en el lado derecho del jugador. Al igual que con una carta de castillo, se puede tomar otra carta de la pila después de haber recogido una carta de hadas, o se puede pasar el turno.

Las cartas de diamante se pueden usar para comprar cartas de castillo de otros jugadores. Se pueden canjear 3 cartas de diamantes por una sola carta de castillo. Un jugador no puede negarse a vender una carta de castillo. Además, solo se puede comprar una carta de castillo por turno. Un jugador no puede tomar una carta de la pila en el mismo turno en el que compra una carta de castillo a un oponente, es decir, cuando compra una carta a otro jugador su turno se acaba.

Si un jugador roba una carta de ‘bruja’, ¡mala suerte! Luego, el jugador debe colocar la carta de bruja y otras 3 cartas en la pila de cartas de descarte en el centro de la mesa y pasar su turno. Las otras 3 cartas pueden ser cartas de diamante o cartas de castillo, ya sea de la pila del lado derecho del jugador o de su propio castillo. Si un jugador tiene menos de 3 cartas, debe entregar las cartas que tenga.
Se puede usar una carta de hada para contrarrestar la carta de bruja. Si se contrarrestan, tanto la carta de bruja como la carta de hada deben colocarse en la pila de descarte.

Siempre que no queden más cartas en la pila, todas las cartas que están en el descarte se mezclan y se colocan de nuevo en el centro de la mesa para formar una nueva pila de robo.

El jugador que consiga construir su propio castillo por completo (6 cartas del mismo color) ganará la partida.

 

Conclusión

Diamoniak es un juego de «colección de cartas» y «tienta la suerte» enfocado a los más peques, pero además es un juego con muy mala leche, donde los niños podrán aprender lo mejor y lo peor de este tipo de juegos, sobre todo si no saben perder o si aprenden a jugar fastidiando a los demás jugadores. Además si no te gustan este tipo de juegos en que la estrategia es arriesgar más que los demás ni te acerques a él. Si puedes jugarlo solo para echar unas risas entonces adelante!!!

 

http://www.tiempodepartida.com

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Configuración