Hallertau

Hallertau (2020)

  • 1-4 jugadores
  • 50-140 minutos
  • +12 años
  • Autor: Uwe Rosenberg
  • Ilustrador: Lukas Siegmon
  • Editorial: Maldito Games
  • BGG: 1600  Enlace BGG
  • Complejidad: 3,42
  • Tipo de juego: colocación de trabajadores, eurogame, recursos

Acerca del juego

Hallertau en Baviera, Alemania, es la región productora de lúpulo más grande del mundo. Además, se enorgullece de ser la primera región en Europa Central en cultivar lúpulo. Este juego se desarrolla alrededor de 1850, cuando Hallertau se convirtió en lo que es hoy.

Como líder de una pequeña aldea bávara en Hallertau, nuestro objetivo es aumentar la riqueza y prestigio de la región a los ojos del mundo.

Preparación

General

Colocamos el tablero de acciones en el centro de la mesa. Separamos 1 de los cuatro mazos de cartas de  «puerta» (para la primera partida coger las cartas numeradas del 001 al 030) y también uno de los cuatro mazos de cartas de «granja» (en la primera partida del 401 al 435), mezclamos por separado y las situamos en sus ubicaciones correspondientes. También mezclaremos los mazos únicos de puntos y de bonificación por separado y de igual forma los colocaremos en su lugar del tablero de acciones.

En partidas a 4 jugadores retiraremos las cartas de cuadrante. En partidas de 1 a 3 jugadores, dejamos las cartas de cuadrante a un lado del tablero, revelamos la primera y colocamos un cubito azul de trabajador en todas las zonas del tablero de acción, excepto en los cuadrantes que nos especifique la carta revelada según el número de jugadores.

Individual

Colocamos la loseta de Centro Comunitario sobre el tablero de Centro comunitario de manera que por la ventana se vea el número 6.

Colocaremos a continuación los Edificios Artesanales justo a la derecha, 1 por fila (da igual el orden). Después situaremos las rocas, 1 columna de rocas a dos espacios de cada edificio y otra columna de rocas a 4 espacios.

Cogemos tres campos y los colocamos en las casillas marcadas de nuestro tablero de Campo. Empezamos con 3 recursos: cebada, lino y centeno y los situamos en la casilla 1 de nuestro almacén (la más grande, en la fila inferior de nuestro tablero). Robaremos 6 cartas de Granja y las colocamos boca abajo en los seis huecos de nuestro tablero de establo (estas cartas nos indicarán la ronda en curso).

El marcador de Joyas lo situaremos en la casilla 0 de nuestra loseta de joyero.

Robamos 4 cartas de Puerta y 1 carta de puntos que llevaremos a nuestra mano.

Por último elegimos al jugador inicial y le entregamos la ficha correspondiente.

Turno de juego

El juego se desarrolla en 6 rondas de 10 fases cada ronda. Casi todas las fases se juegan de manera simultánea excepto la fase 4 y la fase 9 que son las fases en las que tomaremos decisiones relevantes.

  1. Retirar trabajadores. Si la partida es a 4 retiramos todos los trabajadores situados en la fila más alta de todas las casillas de acción. En el caso de jugar de 1 a 3, retiraremos los trabajadores situados en la fila más alta del cuadrante que nos indique la carta que robará el jugador inicial al principio de su turno, según el número de jugadores.
  2. Nuevos trabajadores. Todos los jugadores mueven la carta de granja que nos indica la ronda en juego y la dejan boca abajo junto a su establo. Si hay ovejas en la carta, estas mueren y se devuelven a la reserva. A continuación nos fijamos en el número que hay en la ventana de nuestro centro comunitario y cogemos tantos cubitos azules (trabajadores) como indique el número.
  3. Ganancias. No se realiza en la ronda 1. A partir de la segunda ronda activaremos la parte inferior de cada una de nuestras cartas situadas en la zona de juego (las que tenemos en la mano no se activan), en el orden que queramos. Podemos utilizar los recursos obtenidos en esta fase para jugar cartas de bonificación de nuestra mano y así poder beneficiarnos de sus efectos de inmediato.
  4. Acciones. Comenzando por el jugador inicial y en sentido horario podemos elegir entre colocar trabajadores en el tablero de acciones (la cantidad de trabajadores requerida, siempre que haya huecos disponibles, 1,2 o 3) y llevamos a cabo la acción inmediatamente (hay acciones de obtener recursos, intercambio, siembra, jugador inicial, prolongar la vida de una oveja). La acción de intercambio de trabajadores es simplemente devolver a la reserva el número de trabajadores que quieras y obtienes ese mismo número en herramientas. Esta fase termina cuando todos los jugadores hayan agotado sus cubitos azules (trabajadores), no se puede pasar turno mientras nos queden trabajadores que gastar.
  5. Nueva carta. La carta que marca la ronda en curso y que colocamos boca abajo junto a nuestro tablero la llevamos a la mano, y si es posible la podemos jugar de inmediato.
  6. Campos vacíos. Todos los jugadores realizan dos pasos: subir todos los campos vacíos de nuestro tablero de campo y después elegimos  un  solo campo vacío y lo volvemos a subir.
  7. Cosechar. Esta fase también se lleva a cabo de forma simultánea en dos pasos: por cada campo sembrado en nuestro tablero de campo primero movemos el tipo de mercancía sembrada desde el campo hacia la izquierda, a la casilla del almacén de la misma fila (el número del almacén nos indica la cantidad de ese cultivo en nuestro almacén) y después bajaremos una fila el campo recién cosechado (si los campos están en la fila más baja no se pierden).
  8. Ordeñar. Todos los jugadores obtienen 1 unidad de leche por cada oveja que tenga en su establo (es indiferente si están en cartas de granja o si están en el establo).
  9. Progreso. Gastamos mercancías para avanzar tantos edificios artesanales como podamos y queramos. Para avanzar un edificio artesanal pagaremos 1 joya o la combinación de mercancías requeridas según el tipo de edificio (la cantidad total es igual al número de la ronda en curso). En el caso de que hayamos avanzado todos nuestros edificios artesanales un espacio, podremos avanzar también la loseta de centro comunitario, revelando un nuevo número de trabajadores en su ventana). Cada edificio artesanal tiene dos rocas en su fila, por lo que si el siguiente espacio que queremos avanzar uno de los edificios es una roca debemos utilizar una herramienta para despejar el camino (en las rondas 1 a la 5 las herramientas usadas no se descartan, sino que se apartan para saber que ya se han usado; en la ronda 6 una vez utilizadas se descartan definitivamente).
  10. Rocas. En esta fase, la última de la ronda, reiniciamos las rocas de nuestro tablero, de tal modo que entre la primera roca y el edificio artesanal haya un espacio y entre la primera y la segunda roca haya también un espacio.

Final de la partida

La partida termina cuando todos los jugadores hayan jugado las seis rondas con sus 10 fases. Si quieren (y pueden) los jugadores jugarán las cartas de su mano para intentar obtener el máximo de puntos. Después sumaremos los puntos de victoria de la ventana de nuestro centro comunitario si lo hemos avanzado lo suficiente (18,34,50 o 70), los puntos visibles a la izquierda de los edificios artesanales, un punto por cada oveja en el establo, los puntos del marcador de joyas, sumamos las herramientas y mercancías sobrantes y obtenemos 1 pv por cada 5 (redondeando hacia abajo) y por último los puntos de victoria de las cartas de bonificación y cartas de puntos jugadas. El jugador con más puntos será el ganador.

Conclusión

Que Uwe Rosenberg es uno de mis autores preferidos es algo que se nota, no lo puedo evitar y cuando todos creíamos que con Campos de Arle (que no he probado) y el magistral El Banquete de Odín, después de haber publicado obras maestras como Caverna y Agrícola, y títulos con tan diversas opiniones como New York Zoo, Cottage Garden o Reykholt, se saca de la manga este Hallertau con un tema y un formato que a muchos les puede recordar precisamente a Agrícola, pero que en mecánicas no tiene nada que ver. A falta de jugar más partidas tengo que decir que lo que he visto me ha gustado y mucho. A pesar de que al principio puedan echar para atrás a muchos jugadores el que cada ronda tenga 10 fases, realmente solo hay 2 en las que debemos tomar decisiones que afectarán al desarrollo de nuestra zona de juego, por lo que después de varias partidas, con la dinámica de juego pillada, es cuando más se disfruta, ya que las 8 fases restantes son solo fases de «mantenimiento».

No es un juego duro, ni muy complejo, pero si es verdad que necesita jugar varias partidas para conocer bien todas las fases y como se desarrolla el juego en si.
Ah, y las ovejas no caducan, solo se mueren si no las llevamos al establo… 😉

Si te gustan los euros de gestión de recursos y partidas de larga duración, tienes que probar este Hallertau y disfrutar con la magia de Uwe Rosenberg, que si, que lo ha vuelto a hacer.

 www.tiempodepartida.com

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *