Saltar al contenido
Tiempo de partida

Porto

abril 15, 2021
Porto

Porto (2020)

 

  • 1-4 jugadores
  • 30-45 minutos
  • +8 años
  • Autor: Orlando Sá
  • Ilustrador: Luís Levy Lima
  • Editorial: Mebo
  • BGG: 3446    
  • Complejidad: 1,94
  • Tipo de juego: familiar, losetas, cartas, city building

 

Acerca del juego

En Porto, los jugadores tendrán oportunidad de construir esas casas. Colocarán estratégicamente nuevos pisos, aprovecharán las bonificaciones disponibles y completarán contratos, recibiendo puntos de victoria por sus esfuerzos. Al final del juego, los jugadores revelarán sus contratos privados para ganar puntos adicionales. El ganador será el jugador con más puntos de victoria.

Oporto, la ciudad emblemática del norte de Portugal, es mundialmente conocida por el vino de Oporto y la belleza de su centro histórico. El barrio de Ribeirinha es famoso por sus coloridas casas.

Preparación

  • Coloca el tablero en el centro de la mesa.

Porto

  • Se ordenan las fichas de suelo y de planta por colores y se colocan junto al tablero.

Porto

  • Las piezas de tejado se colocan en la parte superior del tablero y se ponen 3 piezas en el último espacio.

Porto

  • Se mezclan las cartas de construcción (dorso azul). Se roban 5 cartas y se colocan bocarriba en cada uno de los espacios.

Porto

  • En cada edificio se colocan al azar una ficha de puntos de victoria en el espacio del suelo.

Porto          Porto

  • Mezclamos las cartas de contrato público (dorso blanco), formamos un mazo y ponemos 4 cartas bocarriba en el espacio asignado del tablero.

Porto

  • Cada jugador recibe un marcador de puntos del color elegido, una ficha de 50/100 puntos y una carta de referencia.

Porto

Porto

  • Barajamos las cartas de contrato privado (objetivos de fin de partida) y repartimos 5 cartas a cada jugador. Nos quedamos con 3 y el resto las devolvemos a la caja.

Porto

  • Sorteamos y le entregamos la ficha de jugador inicial. Esta ficha no cambiará de jugador en toda la partida.

Porto

 

Como se juega

En partidas a 3 jugadores el edificio situado más a la derecha y el situado más a la izquierda del tablero no se construirán. Para partidas a 2 jugadores los dos edificios de la derecha y los dos de la izquierda se eliminan.

Porto se juega en turnos, comenzando por el jugador inicial y siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Durante su turno, el jugador activo puede realizar una de las dos acciones:

  • Robar cartas. El jugador puede robar hasta 3 cartas de cartas de construcción de las 5 que hay disponibles, siempre que la suma de los valores de las cartas no sea mayor que 3. Una vez que el jugador haya robado, su turno finaliza y se reponen los huecos para que vuelva a haber 5 disponibles. No hay límite de cartas en la mano de cada jugador. Si en algún momento de la partida se agota el mazo de robo de cartas de construcción, se formará un mazo nuevo mezclando las cartas del descarte.

Porto

Porto

  • Construir edificios. Para construir un edificio se deben jugar 2 cartas de la mano del jugador: en una de ellas elegimos el color, que determinará el color de las fichas de las losetas que vamos a colocar y en la otra el número, que determinará la cantidad de plantas que vamos a construir en el edificio. Para construir en una casa vacía la primera pieza que se coloca es la de suelo. Al colocar esa pieza de suelo, el jugador obtiene la ficha de PV que se encuentre allí: sumará esos puntos y luego situará la ficha de bonificación es cualquier tejado vacío a su elección (si no hay techos vacíos, se descarta). Todas las piezas de planta de cualquier edificio deben ser del mismo color. Dos casas adyacentes no pueden ser del mismo color. Todas las piezas de edificio que se construyan se deben colocar en un mismo edificio, no se pueden repartir en varios. En el caso de no poder construir todas las plantas de las cartas jugadas no podemos elegir esta acción, por lo que debemos robar cartas.

Porto           Porto

Porto

Porto

Un edificio está completo cuando se construye su última planta (el tejado no se considera como planta). Cuando algún jugador construye la última planta de alguna casa, puede colocar de inmediato una ficha de tejado (se cogen de izquierda a derecha en la parte superior del tablero) y coger la ficha de bonificación y sumar los puntos (en caso de que haya alguna).

Cuando colocamos las losetas de construcción en un edificio se puntuarán de inmediato:

  • Obtenemos 1 PV por cada planta que haya en la casa, incluyendo las que acabamos de colocar en ese turno (los tejados no se consideran como planta).
  • Se obtiene 1 PV por cada planta y suelo adyacente a cualquier planta o suelo construido en tu turno.
  • Contratos públicos. Después de construir plantas de algún edificio, el jugador puede cumplir alguno o varios contratos públicos. Al hacerlo sumará los puntos mostrados en la carta y la guardará en su zona de juego (servirán para deshacer posibles empates al final de la partida). Una vez completados y puntuados los contratos, se reponen los huecos con nuevos contratos públicos del mazo.

Porto

 

 

Porto

Final de la partida

El fin del juego tiene lugar cuando:

  • a 2 jugadores se coloca la sexta pieza de tejado.
  • a 3 jugadores cuando se coloca la octava pieza de tejado.
  • y a 4 jugadores, cuando se coloca la décima pieza de tejado.

Los jugadores terminan la ronda en juego para que todos los jugadores hayan jugado el mismo número de turnos. Después se jugará una ronda adicional para llegar a la puntuación final.

Cada jugador mostrará las 3 cartas de contrato privado y sumarán los puntos indicados si se cumplen las condiciones de cada carta.

 

Porto

El jugador con más puntos de victoria será el ganador. En caso de empate ganará el jugador que más contratos públicos haya cumplido.

 

Conclusión

Porto, sin ser innovador, es un juego fresco, muy familiar y muy vistoso en la mesa y que las primeras partidas me ha recordado a juegos como Walking in Burano o Copenhagen. Con reglas muy sencillas de entender y unos materiales que están pero que muy bien para el precio que tiene el juego, las partidas escalan bien a cualquier número de jugadores, si bien reconozco que a 2 jugadores la partida se acaba bastante rápido y no hay demasiada interacción, a 4 jugadores la lucha por cumplir los objetivos finales es más feroz.

Es un juego que entretiene y nos propone partidas con la justa interacción entre jugadores y que recomiendo que si no tenéis en vuestras ludotecas nada parecido a los juegos anteriormente citados, le deis un vistazo.

 

http://www.tiempodepartida.com

 

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)