Saltar al contenido
Tiempo de partida

Walking in Burano

noviembre 25, 2020
walking in burano the game

Walking in Burano (2019)

 

  • 1-4 jugadores
  • 30 minutos
  • +10 años
  • Autor: Wei-Min Ling
  • Ilustrador: Maisherly
  • Editorial: Tranjis Games
  • BGG: 1336   Enlace BGG
  • Complejidad: 2,07
  • Tipo de juego: familiar, cartas, set collection

 

Acerca del juego

Burano es una hermosa isla de Venecia conocida por sus coloridas casas. Caminando por la isla, verá estas casas a ambos lados del canal, así como la decoración personal colocada por los habitantes de estas casas y tiendas. Los turistas en Burano siempre se quedan en la calle para apreciar y disfrutar de la vista. Las coloridas casas necesitan una nueva capa de pintura para mantenerse hermosas y vívidas. Usa tu creatividad para renovar y decorar las casas y sorprender a los turistas y la gente local con tu obra maestra. Pasea por la pintoresca ciudad de Burano  y descubre sus coloridos canales. Diseña una calle de esta famosa ciudad y sorprende a turistas y locales. Nuestro objetivo en Walking in Burano será construir casas para recibir la visita de diversos personajes que otorgan puntos según los símbolos que haya en las casas.

 

Preparación

Se mezclan cada mazo de cartas de piso por separado (entradas, fachadas y tejados) y se dan la vuelta formando una reserva según el número de jugadores (a 2 jugadores se revelan 3 cartas de cada mazo; a 3 jugadores 4 cartas de cada mazo y a 4 jugadores 5 cartas de cada mazo).

Las cartas de turista se colocan debajo de la reserva de cartas de piso (a 4 jugadores se usan todas, a 3 y 2 jugadores se quita una carta de cada tipo de turista) y las cartas de residente se colocan a la izquierda de los mazos de piso (a 4 y a 3 jugadores se usan todas y a 2 jugadores se quita una de cada tipo).

Entregamos 4 monedas a cada jugador y dejamos el resto de monedas al alcance de todos los jugadores formando una reserva. Elegimos uno de los cuatro colores para jugar y recibimos las 4 fichas de penalización de ese color, además de dos cartas de andamio (son reversibles, en una cara muestra una estructura de entrada y en la otra cara una estructura de fachada).

El jugador que haya viajado recientemente será el inicial (o sino se echa a suertes) y tomará la ficha correspondiente.

Como se juega

El jugador en su turno podrá realizar una de estas acciones:

  • Coger cartas de piso (obligatorio)
  1. Coger 1 carta de piso. Elegimos una columna de las cartas que forman la reserva y cogemos o bien una carta de entrada o bien una carta de tejado, pero nunca la de fachada (la central) y siempre de la misma columna. Además recibimos del banco 2 monedas.
  2. Coger 2 cartas de piso. En el caso de querer coger 2 cartas de piso de una misma columna, se deben elegir o bien la carta de entrada y la carta de fachada (1ª y 2ª) o bien la carta de tejado y la de fachada (3ª y 2ª). En ningún caso podemos elegir la 1ª y la 3ª carta (entrada y tejado). Luego recibiremos 1 moneda de la reserva.
  3. Coger tres cartas de piso. Nos llevamos las 3 cartas de la columna que hayamos elegido. No recibiremos ninguna moneda.
  • Colocar cartas de piso (opcional)

Según las cartas que hayamos decidido colocar (hasta un máximo de 3) de nuestra mano pagaremos una cantidad de monedas: la primera carta nos cuesta 1 moneda y las dos siguientes cartas 2 monedas cada una, por lo que si colocamos 3 cartas en nuestro turno debemos pagar, antes de colocarlas, 5 monedas al banco.

Existen unas reglas de colocación muy simples. Son las siguientes: todas las cartas de fachada deben tener una carta de entrada debajo, y una carta de tejado debe tener una carta de fachada debajo (las cartas de andamio se pueden utilizar para cumplir este requisito y se podrán sustituir más adelante). Todas las cartas de piso deben colocarse siempre adyacentes (nunca en diagonal) a otra carta de piso o de andamio colocada anteriormente (y tampoco se pueden cambiar de ubicación una vez colocadas). La zona de casas no puede tener más de 5 columnas. Las columnas de casas construidas deben ser del mismo color pero no puede haber dos columnas de casas del mismo color adyacentes.

Durante la partida podemos «saltarnos» estas reglas hasta en 4 veces, pero cada vez que infrinjas una de las reglas pierdes una ficha de 3 puntos en la puntuación final.

Si al final de nuestro turno hemos completado una casa (o varias), recibimos la visita de uno de los personajes que estén disponibles (podemos recibir la visita de un turista varias veces, pero no podemos repetir con uno de los residentes). Una vez escogida la carta de quien nos visita la colocamos debajo de la casa completada, lo que nos permitirá ganar puntos dependiendo de los símbolos que haya.

Excepciones. Al final del turno no podemos tener más de 3 cartas ni más de 6 monedas, todas las que nos sobren más allá de esa cantidad debemos devolverlas o descartarlas.

Una vez todos los jugadores han realizado su turno, la ficha de jugador inicial pasa al siguiente jugador en el sentido de las agujas del reloj. Las cartas piso que hayan sobrado en la zona de juego se deslizan hacia la derecha y los huecos se rellenan con cartas nuevas cogidas de los mazos de robo.

Fin del juego

Cuando uno de los jugadores complete 5 casas se completa la ronda en juego hasta que todos los jugadores hayan jugado el mismo número de turnos. A continuación se lleva a cabo la puntuación final. Puntuaremos por las visitas de los personajes a nuestras casas, los puntos de cada tienda (marcados en la carta), 3 puntos por cada ficha de infracción que nos haya sobrado y por último el jugador que en su zona de casas tenga más ventanas cerradas, perderá tantos puntos como ventanas tenga cerradas. El jugador con más puntos será el ganador. En caso de empate ganará el jugador con más monedas.

 

Conclusión

Walking in Burano es un sencillo juego de cartas en el que debemos construir nuestras 5 casas de tal manera que los visitantes nos aporten el máximo número de puntos al final del juego. Con unas reglas sencillas y fáciles de entender, es un juego muy entretenido que podemos jugar con cualquiera, incluso con los menos jugones. Los componentes son de buena calidad, cartas de buen grosor y el poco cartón que lleva (monedas y fichas de infracción, aparte de la ficha montable de jugador inicial) es adecuado tanto en tamaño y calidad para el juego. Las ilustraciones, sin ser excesivamente cargadas para la cantidad de elementos que se puntúan, son correctas y cumplen su cometido. Funciona bien a cualquier número de jugadores, incluso a 2 jugadores con una pequeña variante en las reglas cuando se prepara la siguiente ronda.

valoracion

http://www.tiempodepartida.com

 

 

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Configuración