Azul Pabellón de Verano

Azul: Pabellón de Verano

  • 2-4 jugadores
  • 30-45 minutos
  • +8 años
  • Autor: Michael Kiesling
  • Ilustrador: Chris Quilliams
  • Editorial: Asmodee
  • BGG: 158    Enlace BGG
  • Complejidad: 2,02
  • Tipo de juego: abstracto, familiar, puzzle

Acerca del juego

En Azul Pabellón de Verano, los jugadores tienen la tarea de  construir los pisos de la obra maestra sin construir del Rey.

El rey Manuel I ha encargado a  los maestros artesanos de Portugal la construcción y restauración de  muchos edificios de gran belleza. Lamentablemente, el rey Manuel murió  antes de que se iniciara su declaración de amor a la familia real, el  Pabellón de Verano.

Preparación

Cada jugador recibe un tablero individual. Según el número de jugadores en la partida ponemos en el centro de la mesa: 5 expositores de fábrica a 2 jugadores, 7 expositores a 3 jugadores y 9 expositores a 4 jugadores. Colocamos el marcador de ronda en la casilla de ronda 1 (el marcador de ronda también nos indica cual es el color comodín). De la bolsa con 132 losetas robamos 10 al azar y se colocan de manera aleatoria en los espacios de suministro del centro del tablero de puntuación. Llenamos cada expositor con 4 losetas de la bolsa. Ya tenemos todo lo necesario para empezar.

Como se juega

La partida tiene 6 rondas y cada ronda tiene 3 fases. Después de jugar las 6 fases tiene lugar la puntuación final.

  1. Coger losetas. Tienes dos opciones.

  • Coger todas las losetas del mismo color que no sean del color comodín de la ronda en juego de alguno de los expositores de fábrica y las situamos de momento al lado de nuestro tablero individual (el resto se mueven hacia el centro). Si además hay una o más losetas del color comodín debemos coger también una de esas losetas. En el caso de que solo haya losetas del color comodín en el expositor de fábrica solo podemos coger una de estas.

  • Coger todas las losetas del mismo color que no sean del color comodín de la ronda en juego del centro de la mesa y las colocamos al lado de nuestro tablero individual. Si además hay una o más losetas del color comodín debemos coger también una loseta de ese color. Si somos los primeros en coger losetas del centro en esta ronda nos llevamos el marcador de jugador inicial; a continuación nos restaremos tantos puntos como losetas de color hemos cogido en este turno, sin bajar de la casilla 1.

2. Colocar losetas y puntuar. Durante su turno el jugador puede colocar las losetas que tiene junto a su tablero de juego de la fase 1. Los espacios en el tablero forman una estrella que indica que losetas y en que cantidad total debemos conseguir antes de colocar una única loseta en ese espacio (ej. si el espacio es verde y en su interior hay un número 5, debemos tener 5 losetas verdes en nuestro turno de las que 4 se descartan y una se coloca tapando ese espacio). La estrella central no tiene restricciones de color, se puede colocar el número indicado en cada espacio pero sin repetir ningún color.

Las piezas que coincidan con el color comodín de la ronda en juego solo durante esta ronda se pueden usar como comodines, es decir como cualquier color (ej. si la ronda en curso el color comodín es el rojo y tenemos 2 piezas rojas, estas se pueden usar solo en esta ronda además de su propio color como cualquiera que nos interese, pero combinándola con al menos 1 pieza).

Para puntuar, por cada loseta que se coloque en el tablero recibimos 1 punto. Si dentro de una estrella se coloca una loseta junto a una o más piezas conectadas, recibimos 1 punto por cada una de ellas.

Cuando rodeamos con 4 losetas los espacios adyacentes a un pilar, cogemos de inmediato una loseta a nuestra elección de los espacios de suministro del tablero de puntuación.

En el caso de que sea una estatua el elemento rodeado, tomaremos 2 piezas del suministro.

Por último, si es una ventana lo que rodeamos en nuestro tablero con cuatro losetas, serán tres las piezas de loseta que cogeremos del suministro.

En cualquiera de los tres casos en que rodeemos un elemento (columna, estatua, ventana) las piezas que podemos coger podrán ser losetas comodín. Al final de nuestro turno, los espacios que se han vaciado del tablero de puntuación se rellenan de la bolsa.

Si no quieres o no puedes colocar losetas en tu turno debemos pasar. De las piezas que se han quedado sin colocar junto a nuestro tablero individual podemos quedarnos para la próxima ronda hasta 4 y se colocan en los espacios de las esquinas de nuestro tablero (estas piezas no puntúan). Cualquier loseta que nos sobre y no se guarde en las esquinas es descartada en la torre y perdemos 1 punto por cada una de ellas.

3. Preparación de la siguiente ronda. El jugador inicial (el que cogió la pieza de jugador inicial en la ronda anterior) será quien prepare la ronda siguiente. El marcador de ronda se avanza a la casilla siguiente y se rellenan los expositores de fábrica con 4 losetas al azar. En el caso de que tengamos piezas reservadas en las esquinas de nuestros tableros se colocan junto a él. Así se procederá hasta llegar a la ronda 6, que será el final de la partida.

Final de la partida

Después de la sexta y última ronda llega la hora de la puntuación final. Comprobamos si se han cumplido los objetivos de las estrellas (central y colores), de número (cubriendo todos los números 1 de todas las estrellas por ejemplo, nos llevaremos 4 puntos) y por cada loseta que nos haya quedado sin colocar en alguna de las esquinas nos restará 1 punto. El jugador con más puntos será el ganador y en caso de empate, los jugadores comparten la victoria.

Conclusión

Aunque el primer juego Azul publicado en 2017 sigue siendo el preferido por la gran mayoría por su sencillez y su originalidad, esta tercera parte le ha dado una vuelta de tuerca a alguna de las reglas de colocación (principalmente la regla que cuando coges las piezas las reservas para la segunda fase del juego, cosa que no sucedía en Azul y Azul, Vitrales de Sintra) que para los jugadores más exigentes y aquellos que los anteriores juegos de la serie se les quedaba corto lo han convertido en su favorito.

Los componentes y el inserto, siguiendo la línea de los juegos anteriores, son de excelente calidad, poco que decir, y en cuanto a jugabilidad, al ser de mecánicas parecidas a los anteriores, escala muy bien a cualquier número de jugadores y aunque es el más completo y complejo de los tres, en un par de partidas entenderemos como se juega a la perfección, sobre todo si ya hemos jugado a alguno de los anteriores. Para mi, el mejor de la saga.

valoracion

 www.tiempodepartida.com

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *